sábado, 8 de agosto de 2009

Desde mi escritorio en Paris...

Desde la ventana de mi escritorio en Paris puedo ver muchas cosas:
muchos turistas y locales, extravagantes ancianas de pelo azul y jovenes hermosas de cabeza rapada, españoles perdidos y americanos ruidosos.
Todos se toman una foto en la tienda de quesos del frente, la "Crèmerie Saint-Aubin" que nunca se encuentra vacia. Todos se maravillan con su fachada, su vitrina es en esta calle la mas admirada: decenas de quesos diferentes, tal vez cientos, y un mostrador de licores muy completo.
He visto toda clase de cosas en los dos semanas y media que tengo aqui...
Y al parecer es cierto, es la ciudad del amor. Jamas habia visto TANTA cursileria en ninguna parte. Todas las parejas se acarician en publico. Pareciese que nunca pelearan (o pelean mucho para congraciarse con sexo antes de salir a las calles jajaja).
He visto todo tipo de melanina en la piel; y al parecer yo sigo ganando con el puesto medio ya que estan los blancos mas blancos y los negros mas negros.
He visto actos de circo en los trenes, acordeonistas en los puentes, xilofonistas apostados en puertas y toda clase de maletas...
Todavia me extraña y me asusta por las noches el no escuchar a nadie voceando en español; en cambio todo el tiempo escucho un lenguaraje en frances y me siento en un espacio paralelo.
He hablado español con sueco, inglés con alemanes y francés con japoneses.
Trabajo en una isla y vivo en los suburbios.
Es increible lo limpias y ordenadas que pueden ser las personas de un pais desarrollado. Solo los turistas indecentes dejan basura en las calles, si no es RARO encontrarse siquiera una colilla de cigarrillo en las calles, las cuales se limpian SIN EXCEPCION todos los dias de 6-8am.
Sin embargo, es bastante desagradable encontrarse en calles mugrientas por orines o excremento de perros ya que aqui no se usa lo de EEUU, no limpian lo que sus mascotas dejan en las calles. Ese es el unico revés de tanta pulcritud.
Poseen monumentos grandiosos, excelsamente hermosos. Y no solo los monumentos. El edificio mas pequeño tiene su toque de "glamour", sus puentes estan muy bien construidos, su arquitectura es clasica, sobria y elegante.
Y aun ante toda esta magnificencia, no saben cuanto anhelo mi gente, mi pueblo, mi pais.
Con solo dos semanas, estoy que casi lloro por un mangu, ni hablar de unos tostones con salami (si, lo se; los franceses estan casi en la cumbre del buen gusto en comida y yo anhelando platanos y carne embutida de mala calidad!) y quien me puede culpar? Me he criado a base de eso! jajaja
Mis amigos me hacen una falta enorme ya que esto es lo MAS incomodo y apabullante andar sola por estas laaargas calles a veces frias, a veces frescas, a veces tibias, nunca calurosas.
Tengo problemas hasta para sonreir ya que yo andando riendome sola me podrian tildar de loca. Me hace falta criticar jajajaja aqui no tengo a nadie con quien reirme mirando la loca que esta sentada a mi lado en el tren con solo una pollina roja en la cabeza y luego todo lo demas rapado, con quien reirme del chino anorexico que usa falda (no porque sea gay, sino por ridiculo), con quien sentarme en la terraza de un bistró a beberme una copa de vino...
Les juro que de estar acompañada, aprovecharia mas esta sin duda grandiosa oportunidad... pero la suma de todo lo anterior me esta dando flojera. Luego del trabajo, aunque este claro, no me dan ganas ni de ir a la esquina; pero me forzo en los dias libres por salir, para que otros puedan explorar a traves de mis fotos, de mis experiencias como "solitaria en Paris".

Cita del día

Se ha producido un error en este gadget.